Las casas pasivas son el futuro. En la actualidad, cada vez más familias se interesan por este tipo de viviendas, las cuales aportan una serie de importantes ventajas. ¿Cuáles? Es importante tener claro por qué estas casas eficientes son el futuro.

¿Por qué las casas pasivas son el futuro?

En los tiempos que corren, el respeto al medioambiente es imprescindible. Por ello, estas viviendas logran un ahorro energético importante, ya que su humedad relativa (siempre cerca del 40 %), su temperatura constante (sin necesidad de apostar por la calefacción o aire acondicionado), el aislamiento y su ventilación natural provocan un confort y una caída destacada del consumo en climatización. Esto es, no solo se ahorra energía, también dinero y, por si fuera poco, las emisiones de CO2 se reducen drásticamente.

La personalización es otro de los puntos fuertes. Siguiendo los criterios estéticos que se deseen, se puede jugar con los elementos que protegen al hogar. Por ejemplo, con las superficies acristaladas, escogiendo materiales y tipos de ventanas que mejor se adapten a las necesidades o exigencias. Se crea un hogar, desde cero, al gusto de la familia. Asimismo, el tiempo de construcción es reducido: apenas cinco o seis meses, la mitad que una vivienda convencional

La elevada calidad, especialmente en carpintería de ventanas y puertas con altas prestaciones térmicas, pero también en otros materiales, hará un hogar confortable que repercutirá en un bajo mantenimiento energético que reducirá considerablemente sus facturas.

La casa pasiva, o passive haus,​ es una realidad ya en nuestro país. Son muchas las familias que han confiado en EcosystemHouse para la construcción de su hogar. Desde nuestra empresa nos implicamos en su proyecto desde el primer día hasta la entrega de llaves. Incluso proporcionándole asesores financieros especialistas en conseguir hipotecas de autopromoción.


Consúltanos tus dudas sin compromiso


Abrir chat
¿Qué necesita?