Las casas pasivas han revolucionado el mercado de la vivienda en el país. Miles de familias, en estos momentos, están diseñando una vivienda de este tipo o piensan en comprar una para comenzar una nueva vida en la que la eficiencia energética y la calidad de la edificación son las claras protagonistas. Pero ¿por qué tantas personas sueñan con vivir en una vivienda passivhaus?

Los beneficios más destacados de las casas pasivas

El gran interés que despiertan estas viviendas se articula en las dos ventajas que se destacan a continuación.

Eficiencia energética en estos hogares

Un hogar de este tipo, si en algo destaca, es en ser eficiente. En primer lugar, porque el aislamiento térmico provoca una consecuencia directa: el ahorro de hasta un 80 % en la factura de la luz, con los beneficios que esto conlleva para el medioambiente. Es lógico que una vivienda bien aislada permita controlar mejor la temperatura al no estar expuesta a las condiciones meteorológicas, por lo que, además, se consigue tener una temperatura constante en cualquier momento del año.

Asimismo, la calidad de aire es muy saludable. Las passivhäuser​ si en algo son expertas es en ser viviendas estancas con renovaciones de aire de 0,6 por hora. Por si fuera poco, al no producirse infiltraciones de aire, el hogar es completamente hermético, algo que evita que tanto el agua como el aire y las partículas del exterior entren en el hogar.

Diseño personalizado de las casas pasivas: tecnología y estética a medida de los propietarios

Otro de los beneficios más destacados es que este tipo de edificaciones son compatibles con un diseño completamente personalizado, a gusto del futuro propietario que desee ocupar el hogar y con presupuestos realizados a medida, especialmente en las viviendas modulares.

Por ejemplo, es posible contar con dispositivos que mejoren la calidad de vida en la vivienda: la innovación tecnológica es un punto muy fuerte, con herramientas que consiguen mantener la humedad relativa en un nivel óptimo (cerca del 40 %) y la temperatura acorde al momento del año. La apuesta por la domótica, por otro lado, es cada vez mayor, creando casas completamente inteligentes en decenas de aspectos (climatización, calefacción, iluminación, etc.).

Está claro que, además de que se puede diseñar estéticamente un hogar como desee la familia, la apuesta por el diseño personalizado también redundará en un ahorro posterior, no solo de energía, sino también económico, al reducir los gastos de suministros y mantenimiento.

Las casas pasivas están de moda. Miles de familias ya apuestan por vivir en ellas, aprovechándose de sus importantes beneficios. ¿Quieres disfrutar de una vivienda inteligente, diseñada por ti mismo y que sea eficiente energéticamente? Contáctanos. Desarrollamos nuestra actividad en Barcelona, Tarragona y Gerona.


La ilusión de estrenar un hogar modular te espera


Abrir chat
¿Qué necesita?